jueves, marzo 16, 2006

Padre Leonardo Castellani. A veinticinco años de su partida a la Casa del Padre

"El amor a los enemigos no excluye la lucha contra la injusticia que está en ellos, antes a veces la impone. Hay algunos que tienen la misión o el deber profesional de luchar por la justicia. (...) son los jueces (los juristas), los gobernantes (los pastores), y los soldados (los guerreros). Desgraciadamente la época moderna ha transformado a los jueces en máquinas, a los gobernantes en economistas y a los soldados en militares; y padecemos una gran escasez de caballeros andantes"

"Y hay que morir, hay que morir lo mismo,
Si Dios lo pide por la patria yerma,
Y dar la sangre por la patria yerma,
En el caso que Dios pida ahora mismo
Toda mi sangre para salvar del abismo
A la pálida patria enferma"