martes, febrero 07, 2006

El spanglish: ¿un nuevo idioma o un nuevo ataque a nuestra lengua?

Por Mariana Lores *

Recientemente hemos leído un artículo periodístico referido al fenómeno lingüístico generado en las comunidades hispanas que residen en Estados Unidos (principalmente la mexicana, cubana y portorriqueña.
El fenómeno al que hacemos referencia es el llamado 'spanglish' y consiste, a grandes rasgos, en la incorporación de palabras inglesas al español. En los últimos años, algunos estudios referidos al bilingüismo español - inglés en Estados Unidos han analizado este 'salto' de una lengua a otra que se produce en una misma conversación y, en muchos casos, en una misma emisión y que se ha detectado con frecuencia en las comunidades antes mencionadas.
Según el Diccionario de Lengua Española de Manuel Seco, 'spanglish' es "la lengua española hablada con abundancia de anglicismos". De acuerdo a esta definición, la lengua de los latinos que viven en Estados Unidos (incluyendo la cifra cada vez más significativa de compatriotas nuestros) es una forma de dialecto del idioma español surgida a partir de su contacto con el idioma inglés.
Ahora bien, para que esta aberración lingüística pueda ser considerada un dialecto habría que atender a su historicidad y vitalidad. No son pocos quienes consideran que tales condiciones ya estarían dadas en el 'spanglish' puesto que éste surge como respuesta a una necesidad, ya está en las calles y también en Internet (un sitio llamado latino.com), en la música (en canciones de Ricky Martin o Paulina Rubio) y en algunas series de televisión. Es indudable que la expansión de este fenómeno aumenta día a día.
Con más de 37 millones de latinos, Estados Unidos es uno de los puntos más importantes de población de origen hispano en el mundo y de la necesidad de aceptación o integración de toda esta gente parecería surgir el 'spanglish'. Aunque el vocablo no entró aún en la edición del Diccionario de la Real Academia Española, ya cuenta con muchos adeptos entre los que se cuentan escritores (que sólo redactan en 'spanglish'), periodistas y académicos que sostienen que es esta una verdadera muestra de destreza lingüística al tiempo que restan importancia a esta nueva forma de invasión del español por el inglés.
El tema suscita gran preocupación y merece un análisis particularmente atento. Entendemos que la lengua española es nuevamente atacada y dañada y que, además, se busca situar al 'spanglish' en el mismo nivel o rango que el castellano.
Sin entrar en el análisis de las causas que originan esta pretendida 'neolengua' nos parece altamente preocupante que el 'spanglish' cuente ya con un diccionario propio y que exista una ruinosa 'traducción' de Don Quijote de la Mancha" que comienza diciendo: "In un palacete de La Mancha of wich nombre no quiero remembrearme, vivía not so long ago, uno de estos gentlemen who always tienen una lanza in the rack, una buckler antigua, a skinny caballo y un grayhound para la chaze..."
Este proceso de ataque a la lengua española es acompañado, como ya hemos expresado, por el creciente uso de computadoras e Internet con la consabida invención de verbos como 'formatear' o 'chatear', que toman como base una palabra inglesa pero la incorporan a la morfología española. No menos grave resulta el uso incorrecto de la lengua en los medios masivos de comunicación. Comúnmente se dice que los medios de comunicación reflejan la realidad social imperante. Ahí está la realidad detectada en encuestas cuyo resultado más alarmante es que una buena parte de nuestros jóvenes no saben leer comprensivamente ni escribir con corrección.
Pero volviendo al tema que nos ocupa, creemos significativa la utilización del 'spanglish' por algunos escritores en sus 'creaciones literarias' o el hecho de que ya posea un diccionario. Y es que la diferencia entre un dialecto y un idioma o una lengua radica justamente en que ésta última, además de vitalidad e historicidad, tiene un uso escrito, posee normativización y es autónoma. A este respecto es interesante tomar nota de la mentada normativización.
Una lengua está normativizada cuando existen obras que establecen parámetros ortográficos, cuando hay testimonios escritos que la emplean y, en definitiva, cuando existen reglas acatadas por la comunidad que las adopta y acepta como correctas.
Es así como en la historia de la lengua española se registran grandes hitos en relación a esta necesaria normativización. Alfonso X, el Sabio fue el primero en plantear el tema de las reglas ortográficas y en instalar la norma del castellano 'drecho' tomando como pauta de corrección el habla de la Corte. Siglos más tarde, en 1492, año del Descubrimiento de América y de la Reconquista de España por los Reyes Católicos, Antonio de Nebrija publica la primera gramática castellana por expreso pedido de la Reina Isabel iniciando de este modo la segunda gran etapa de consolidación del idioma.
Durante el Siglo de Oro, la pauta de corrección se encuentra en la ejemplificación literaria y finalmente, en 1713, se funda la Real Academia Española, cuya primera tarea fue la de fijar el idioma y ordenar sus cambios siguiendo un criterio de autoridad.
Indudablemente todos los hitos mencionados favorecieron la consolidación de la lengua española, la que nuestros niños aprenden de sus padres, abuelos y maestros y la que utilizamos en la vida cotidiana y que es cultivada por grandes poetas. Frente a ella, el aberrante 'spanglish' nace carente de patria oscureciendo el sentido de las palabras para la confusión de los hombres.
Resulta urgente entonces preservar más que nunca la lengua y seguir al pie de la letra el aleccionamiento de Rafael Gambra en su magnífico "El lenguaje y los mitos": "no admitir ni aún por comodidad o contagio momentáneo, el lenguaje trasmutado, las voces neologismos, ambigüedades de cuya manipulación seamos conscientes."
Y frente a la pregunta "¿se retorna de las tinieblas? Gambra nos responde: "Todo lo humano retorna; la luz volvió a lucir siempre tras los más profundos oscurecimientos. Nunca hasta ahora ha caído el espíritu humano en una trampa que lo oscurezca definitiva, irremisiblemente. Ello se opondría seguramente al designio de la Creación".
La lengua no es en definitiva una cosa que se traiga o se lleve, se ponga o se saque o se pisotee. La lengua debe ser preservada y engrandecida y los educadores tenemos la inmensa responsabilidad y obligación de trasmitir a las generaciones inmediatas ese medio por el cual resurge la luz y la inteligencia en medio de la atmósfera de decadencia imperante.

* La autora es Maestra y Profesora de Letras y ejerce la docencia en el nivel medio.

1 Comments:

At 5:06 p. m., Blogger XoLü said...

Wazup, que tal, un gran saludo.

Hace some años, like tres,
I started writing un Blogg
Y lo único que hizo sentido
was to combine español and english.
He escrito hasta poesía, with this.
Pero no sabía que esta tan regulado,
too much rules, donde puedo aprendér
a escribir mejor españenglish???

Que tengas un día increíble
Abür

The Voz

 

Publicar un comentario

<< Home